domingo, 7 de enero de 2018

RENACER

Encierrame en tu cuerpo,
haz de mi sombra luz,
y de ella reposo.
Déjame acunarme en tu vientre,
ser piel incipiente,
naciendo y regenerandome en ti,
porque siento anhelos de renacer,
y no hay utero que me acoja.
Allí donde se forja la mente,
donde ser es un crecer continuo,
donde la célula llama al encuentro,
y el embrión crece sin miedo,
hazme un lugar, quiero dormir.
Dame tu líquido para mecer mis esperanzas,
escuchar la música de tu corazón nadando en tí,
necesito volver a ser.
Saldré de tu vientre con la suavidad de un pez,
no escucharas llanto alguno,
porque abriré mis ojos a tí y al mirarte,
sabré que la vida me ha vuelto a sonreir.
mabel escribano
d.r.
imagen; google

NOCTURNO

Me envolvieron sus ojos 
y me sentí, regalo de Navidad,
en julio...
Patiné por sus labios y
milagrosamente,
me retuvieron sus dientes
dejándome en un nirvana, blando y suave.
Me aprisionaron sus brazos,
dulce prisión que,
no me impidió bailar
con su cuerpo.
Fundí mis horas con las suyas
y un sudor de agosto,
nos llevó a la playa del placer,
en el sueño nocturno.

imagen: Google

viernes, 29 de diciembre de 2017

TE AMÉ


CARGA



Cargo con un sueño
entero dormido
medio sueño despierto
un lápiz viudo de un papel
y una goma que olvidó 
como se borran los errores.
Una mochila sin casa permanente
una permanente sin rizos
unos rizos ocultos
y las ocultas noches
de sueños eróticos
donde faltabas tú 
haciéndome de sábana.

imagen: Google

CUANDO HABLES DE MI

Cuando hables de mí,
habla de ti y sonríe,
porque fuiste en mi,
lo que en ti jamás fuiste.


imagen: google 

jueves, 21 de diciembre de 2017

COBARDIA

Porque no soy libre,
asumo la única salida que me dieron,
la llave de la palabra,
en el bolsillo de mi mente.
En ocasiones la encierro,
para que no me muerdan los lobos.
Porque soy humana,
a veces, inevitablemente,
también soy cobarde.

imagen: google

domingo, 17 de diciembre de 2017

LLANTO


De todas las noches,
conservo aquella en la que lloraste
sin contener la emoción.
Como llora la lluvia,
muriendo desde la nube.

SABER DECIR ¡ NO !

No aprendí a decir "no",
hasta que un día,
el sólo encontró el camino,
para salir de mi boca,
enseñándome a cerrar la puerta
de mi "si" costante.

TE DESNUDO

Te desnudo
caminando por las calles,
te robo el abrigo de, 
tu profunda mirada,
la agitación de tus senos,
percibiendo mi deseo,
el suave movimiento de tu melena,
sobre tus perfectos hombros.
Acaricio tu cuello,
tan firme como tu voluntad,
quedándome los posos de tu cordura.
Cojo prestados tus labios, tan sólo un instante,
mordiendo de ti,
la verdad que me alimenta,
voz y murmullo de tu palabra.
Te desnudo,
evitando los coches,
dejando que parpadeen los semáforos,
y rasgo la blusa de tus silencios,
buscando el sostén de tus suspiros.
Beso de ti, la piel que te contiene,
el aroma de verdad,
la fidelidad de tu aliento en el mío,
mientras me moja la envidia de la lluvia,
que no sabe de tu abrazo en el lecho.
Te desnudo,
pensando en hoy,
evitando el mañana que seguiré,
haciendo lo mismo que hago ahora,
mientras camino sin ti,
pero contigo entre mi alma y mi cuerpo,
que sé, también desnudas.
mabel escribano
d.r.
imagen: Google

viernes, 15 de diciembre de 2017

AMISTAD

Vendrán a mí las nubes preñadas
de tu llanto y sufriré contigo
la húmeda caricia de la lluvia.
No secaré tu cara,
no abriré mi boca,
me quedaré quieta a tu lado.
Cerraré los ojos,
dejaré escapar el pájaro de mi alma,
sobre la nube que te cala hasta los huesos,
ese dolor que no puedo paliar.
Quieta asistiré al duelo de tu desesperanza,
pero sabrás que estoy,
pese a tu lluvia ácida de dolor,
junto a ti, sin buscar resguardo
ni asirme al paraguas de la excusa.
mabel escribano
d.r.
imagen: google

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Se me ha caído 
un trozo de melancolía.
Botón descosido
de un triste hilo deshilachado
de mi añoranza por ti.

mabel escribano
d.r.
Imagen: google

EL MAS DEL MENOS



Se tiene la imaginación,
de igual manera que
la palabra la tiene a una.
Nos vestimos de fantasía,
desayunamos expectativas,
imaginamos nubes en el cielo azul,
y lluvia cayendo sobre el café,
mojándonos la dulce tostada
que nos acarició mientras salíamos
del sueño hacia la realidad,
a base de los empujones de, 
un despertador que inevitablemente, 
nos alentaba hacia la ducha de la realidad cotidiana.
Se tiene la imaginación precisa,
para no romper a llorar todos los amaneceres,
mientras quienes carecen de ella,
nos alientan a ser menos,
para ganar más, 
aunque no lo necesitemos.
mabel escribano
d.r.
imagen: google

LOS DUROS DÍAS DE NAVIDAD

Son días duros,
estos meses que aúnan dolor,
junto a bombillas de colores.
Angustias disfrazadas de papel regalo
y espumillón.
Fechas de ausencias inevitables,
de sillas vacías y dolores ocultos.
Ellos no están, mientras nosotros permanecemos.
Son días duros para algunos de nosotros,
aunque el resto del mundo, los celebre.

imagen: google

jueves, 12 de octubre de 2017

TORMENTO

Sus muslos son el camino
de la ambición de mis manos,
su boca, la fuente donde muere,
la insaciable sed de la mía.



imagen: Red 

PREDISPOSICIÓN

Siempre fui un ser predispuesto.
Nacer mujer,
predispuso a mi padre, 
a predisponer a otro hombre
para que según él, cargase conmigo.

Mi condición,
predispuso al hombre a "protegerme de mi misma"
y para ello, me predispuso a ser esposa para que fuese madre.
Fui madre, todavía lo soy,
eso es, hasta que la muerte nos quite el diploma.
Y pasé mi vida predispuesta a que los otros,
predispusieran sobre mi docilidad.
Hasta que un día,
alguien me dijo que,
era mentira lo de nacer,
para que otros decidieran mi predisposición.
Y me predispuse a creerle,
y poco a poco me fui enfadando,
luego me irrité,
me enfurecí,
y me di cuenta de que,
todos aquellos que me habían predispuesto,
eran mucho más débiles que yo.
Era difícil desnudarse en público,
frente a tanta gente predispuesta,
a ser la mano de un dios sin mirada.
Y me desnudé de la predisposición,
sin tapar mis senos,
sin tapar mi sexo,
sin esconder mi alma
Cerré los ojos para no verlos babear,
por no oír sus voces,
escuché el canto de los pájaros metálicos,
de las campanas insertas en los libros,
del rumor del mar,
del viento paseando por las hojas de los árboles,
y fui liberada de mi docilidad,
de mi sumisión,
del miedo a no ser.
Y quise no estar con nadie "predispuesto/a",
supe del caro precio de aquella pseudo libertad,
y sin regatear, pagué y seguí pagando largo tiempo.
Ahora me veo en el ayer y no me reconozco,
paso por la memoria y quiero negarme,
pero no puedo.
Aquella "predispuesta" a no ser nada imprevisto,
era yo,
aquella que decía SI, queriendo decir NO,
era yo,
aquella que temblaba ante los gritos y los palos,
era también yo.
Creo que me enterraron de a poquitos,
pero me enterraron, y el trozo que quedó sin tierra,
lo arrastré para sepultarlo con mi propia mano.
Ya no queda nada en mi PREDISPUESTO,
salvo mi corazón a ser enamorado.

imagen: Google